Pasar al contenido principal
Casa Nacional del Bicentenario

CINE | En foco: Palestina

SEP 19 | Una selección de largometrajes que retratan diferentes aspectos de la cultura palestina.

Viernes 27, sábado 28 y domingo 29 de septiembre a las 19

La Casa Nacional del Bicentenario junto con la Embajada del Estado de Palestina presentan dos documentales y una ficción que abordan la lucha y la resistencia de este pueblo frente a la ocupación israelí.

PROGRAMACIÓN:

Viernes 27 
El árbol de lima (Etz limon ), 2008, Israel. Dir. Eran Riklis, 106 minutos.
El conflicto palestino-israelí sirve de telón de fondo a este drama. Salma, una viuda palestina, mantiene un litigio con el Ministro de Defensa israelí. La casa de éste, en la frontera palestino-israelí, linda con su campo de limoneros. Cuando las autoridades deciden que los árboles deben ser talados, porque representan una amenaza para el ministro y su familia, Salma decide emprender una batalla legal para salvar sus limoneros.

Trailer

Sábado 28 
¡Yallah! ¡Yallah!, 2017, Argentina/Palestina. Dir. Cristián Pirovano y Fernando Romanazzo, 75 minutos.

La vida cotidiana de siete personas ligadas al fútbol se ve afectada por el sometimiento que vive Palestina, frente al Estado de Israel. Sin embargo, estas personas tratan de vivir y sobrellevar sus problemas de la manera más digna posible, para poder seguir disfrutando de una de sus pasiones más grandes: el fútbol.

Trailer

Domingo 29 
Raíces de resistencia (2017), España/Palestina. Dir. Sarah M, 61 minutos.

Este documental narra la lucha del pueblo palestino a través de la recolección de olivos.
Los olivos son los garantes de la vida y la historia de las poblaciones palestinas hace miles de años. Desde que en 1948 se creó el Estado de Israel, en el territorio de la Palestina histórica, árboles y habitantes se enfrentan al arranque de sus raíces, la destrucción de sus vidas y la alienación de su cultura. A pesar de esto, aquellos y aquellas que han cuidado los olivos durante numerosas generaciones, luchan diariamente contra el colonialismo, para que su pueblo, su familia y sus árboles se mantengan en pie. Entre raíces, sionismo y resistencia, este largometraje propone una lectura de la historia y de las luchas populares en la Cisjordania ocupada.